20 Julio 2019 8:37 PM

PortadaDeportesRincón Deportivo

Aquella pelea...

NOTICIAS RELACIONADAS

Domingo Hernández | ACTUALIZADO 13.06.2019 - 9:55 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

A lo largo del pugilismo, se han producido acontecimientos que han marcado este deporte.
   
Uno de ellos, lo  fue aquella pelea en que se enfrentaron el cubano Benny Kid Paret y Emile Griffith, de Islas Vírgenes.
   
Ambos se enfrentaban por tercera ocasión, pues ya lo habían hecho en dos oportunidades previas y dividido honores.
   
Griffith triunfó por puntos en el primer pleito, celebrado el 1 de abril de 1961, en el Convention Center, de Miami. En la revancha, ocurrida el 30 de noviembre de ese mismo año, en el Madison Square Garden, de Nueva York, Paret tomó venganza al vencer por decisión. Ambos duelos fueron por el campeonato mundial de los welters -147 libras-.
   
El tercer enfrentamiento se llevó a cabo  el 24 de marzo de 1962 y de nuevo el Madison volvió a ser el escenario. El título welter, esta vez en poder de Paret, volvió a estar en juego.
   
La diferencia, sin embargo, fue que esta sería el último combate en la carrera profesional de Kid Paret.
   
Así como lo leen. Esto en razón de  que el cubano fue noqueado salvajemente por Griffith en 12 violentos asaltos y posteriormente no sólo perdería el choque, sino,lamentablemente, también la vida, consecuencia de los golpes que recibidos.
   
El epílogo fue dramático: Kid Paret estuvo de pie  con la cabeza fuera de las cuerdas y se calcula que Griffith descargó más de una veintena de impactos devastadores sobre el cubano hasta que éste último se desplomó y cayó a la lona, sin que el referí, el norteamericano Ruby Goldstein, intentara detener la pelea.
   
Kid Paret, segundo cubano en ganar el campeonato mundial welter, fue llevado al hospital en camilla luego de terminar la acción, pero allí falleció días después.
   
El antillano se convirtió así en el primer boxeador que en ostentación de un campeonato mundial, perdía el título y su vida.
  
La tragedia causó indignación pública y muchos culparon al árbitro de lo sucedido por no haber intervenido a tiempo y detenido la contienda cuando Griffith descargaba toda su furia sobre el cubano.
   
Goldstein, uno de los mejores referí de la época, llevó esa mancha toda su vida hasta su muerte.
   
Kid Paret, quien apenas contaba con 25 años de edad, se caracterizó siempre por ser un boxeador fuerte ,agresivo y determinado. Empero, meses antes había sido noqueado por Gene Fullmer cuando le disputó sin éxito el trono universal de los medianos y luego recibió un castigo excesivo ante Griffith. Ello lo llevó a la tumba.Su récord quedó en 35-12-3, con 10 nocauts.
   
Griffith, de su lado, tardó mucho tiempo en recuperarse de aquel fatídico episodio y si bien conquistó luego los campeonatos mundiales mediano junior -154 libras- y mediano -160-, su vida personal y deportiva siempre estuvo marcada por este fatal desenlace hasta su muerte ocurrida el 22 de julio del 2013, cuando contaba con 75 años de edad. Tras 19 años de intensa trayectoria profesional, su marca terminó en 85-24-2, con 23 triunfos por la vía rápida. Ha sido, sin quizás, uno de los boxeadores más consistentes que registra la historia.  PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Griffith, es oportuno decir que éste debutó como profesional en 1958 y que hizo su último combate el 30 de julio de 1977, oportunidad en la que cayó por puntos ante el inglés Alan Minter, excampeón mundial mediano. !Suena la campana! !Climmp!




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.