20 Septiembre 2019 5:02 PM

PortadaDeportesRincón Deportivo

En baja...

NOTICIAS RELACIONADAS

Domingo Hernández | ACTUALIZADO 23.04.2019 - 9:49 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Quienes han visto las últimas  temporadas de  José Ramírez, es posible que estén sorprendidos por el pobre desempeño que ha mostrado este año el antesalista dominicano.
   
Contrario a lo que muchos esperaban, Ramírez ha tenido un inicio para el olvido en lo que va de la presente campaña.
   
Esto así, porque apenas batea para 152 de promedio, en los 21 partidos en que, sin el juego de anoche, había participado en 79 turnos agotados, con un cuadrangular, 11 carreras anotadas y cinco remolcadas.
   
Resulta evidente que Ramírez está en baja, condición ésta que constrasta significativamente con el jugador que ha sido en los tres últimos años, período en el     que se ha convertido relativamente en la principal buhía ofensiva de los Indios.
   
Sólo vasta con observar que, en el 2016, por ejemplo, el nativo de Baní terminó con average de 312 con 11 vuelacercas, 46 dobles, tres triples y 76 impulsadas. Se robó 22 bases, negoció 44 pasaportes, se ponchó 62 veces y anotó 84 carreras, en 152 partidos jugados y 565 turnos. Asimismo, ocupó el segundo lugar de la Liga Americana en dobles, fue séptimo en promedio y 10mo en porcentaje de embasarse (.363).
   
En el 2017, Ramírez demostró que lo que hizo en su campaña anterior no fue casualidad e incluso, mejoró sus números, tras concluir bateando para 318, en 152 partidos jugados y 585 turnos, con 29 jonrones, 107 anotadas y 83 remolcadas.
   
Ese año los Indios le extendieron  el contrato a Ramírez por cinco temporadas y 26 millones de dólares, con opciones para el 2022 y 2023.
   
El año pasado, pese a que su promedio descendió a 270, su producción igualmente fue impresionante: Despachó 39 jonrones, su mayor cifra, de un total de 156 hits conectados, con cuatro triples, 38 dobles, 110 vueltas anotadas y 105 impulsadas.
   
Ese nivel de productividad, en cuyas ediciones su nombre se bailoteó para el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana, en especial en el 2017 y 2018, ubicó a Ramírez como un jugador de élite.
   
Este año, resulta evidente que las cosas no han marchado como se esperaba, cuanto menos en este primer mes de acción.
   
Su caso podría atribuirse a la baja natural que puede experimentar cualquier jugador durante una etapa de la estación,aún cuando en ocasiones ha sufrido algunas molestias de salud, lo que puede haber influido en su caida ofensiva.
   
Lo que se espera, no obstante, es que en cualquier momento Ramírez, considerado uno de los mejores antesalistas de todo el béisbol grande en el presente, logre despertar y pueda colocar su producción a la altura que ha exhibido en campañas recientes.
   
Incluso, la gerencia de los Indios y su dirigente Terry Francona, se han mostrado pacientes con él, al parecer conscientes del tipo     de pelotero que es y de que sólo pudiera tratarse  del slump natural de todo jugador.Ojalá sea así. Démosle tiempo. ESQUINITAS-. De último minuto, Jennifer López pospone su boda con Alex Rodríguez por fuertes rumores de supuesta infidelidad. ¿Hasta dónde llegará esta novela...?PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: Luis Castillo tiene la marca de más juegos consecutivos conectando de hits entre los dominicanos en Grandes Ligas. La estableció en el 2002, cuando militaba con los entonces  Marlins de La Florida, ocasión en la que logró un total de 35 partidos conectando por terreno de nadie. !Suena la campana! !Climmp!




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.