17 Agosto 2018 10:59 AM

PortadaDeportesRincón Deportivo

Devastador...

Domingo Hernández | ACTUALIZADO 07.05.2018 - 3:57 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El triunfo del ruso Gennady Golovkin sobre el armenio nacionalizado norteamericano, Vanes Martirosyan, fue más bien crónica de una muerte anunciada.
  
Golovkin noqueó el pasado sábado  en dos asaltos a Martirosyan, en una contienda que tuvo como escenario el Stud Hub, de Carson, California, para de paso retener el t1tulo unificado de los pesos medianos.
  
Desde que se anunció el enfrentamiento, resultó evidente que Golovkin saldría victorioso. Martirosyan, es un buen boxeador, pero no pertenece al nivel de Golovkin, quien ha demostrado ser "un fuera de serie", en una trayectoria en la que todavía no conoce la derrota en 39 salidas como profesional, con 34 nocauts y un empate -con el mexicano Saúl -Canelo-Alvarez, en septiembre pasado-.
   
De antemano se entendía que el pleito era desigual, tal y como resultó, pues, a excepción de tres buenos golpes que propinó en el primer asalto Martirosyan -una derecha y luego una combinación-, lo cierto es que Golovkin dominó de manera contundente el poco tiempo de acción que se registró.
   
Golovkin lució devastador e imponente y, con una serie de potentes derechas y luego combinación derecha-izquierda, terminó el combate al 1:53 segundos del citado round, tras enviar a la lona a Martirosyan, quien se mostró voluntarioso, pero inferior.
   
No se concebía que un hombre que había hecho toda su carrera en los medianos junior -154 libras-, su peso natural, y que viniera de un óxido de dos años sin pelear, caso Martirosyan,venciera al mejor y más temible peso mediano del planeta -Golovkin-.
   
Si algo tuvo de importante la pelea, lo representa el hecho de que la misma tuvo un valor histórico para Golovkin, quien logró así igualar el récord de la leyenda norteamericana, Bernard Hopkins, con 20 defensas del trono, además de que le permitió tener una salida de preparaciؚón con miras al mega-choque que tendrá en septiembre con el mexicano Saúl -Canelo-Alvarez, en una revancha esperada, aún no oficial.
   
Golovkin, simplemente ratificó su condición de ser amo y señor de los medianos, aunque no con el rival más calificado.
   
Pese a sus ya 36 años de edad, el nativo de Kazakhstan, enseño que es dueño del futuro de los medianos (160-65 libras), a no ser que se produzca una sorpresa en sus próximas peleas, en las que saldría favorito frente a cualquier adversario que tenga enfrente, incluido el propio "Canelo" o el estadounidense Daniel Jacobs, sus dos rivales más peligrosos y a quienes ya enfrentó (empató con el primero y venció ajustadamente al segundo).
   
Así las cosas, sólo resta esperar que este fenómeno se apodere definitivamente de la marca de más defensas de la diadema y rompa el empate que acaba de lograr con Hopkins, algo que podría concretizar en su venidero compromiso. Estén atentos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Hopkins, es oportuno decir que éste conquistó el campeonato mundial mediano, en abril de 1995, al vencer por nocaut al ecuatoriano Segundo Mercado y que hizo la defensa número 20 de su título, cuando se impuso por decisión en 12 asaltos a     Howard Eastman, de Guyana, en duelo celebrado en Los Angeles, California, el 19 de febrero del 2005. En su siguiente defensa, la número 21,el 16 de julio de ese mismo año, fue vencido por cerrada decisión por su compatriota Jermain Taylor, quien lo destronó. !Suena la campana! !Climmp! !Climmp!




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.