17 Agosto 2017 3:18 PM

PortadaCiudadAyuntamiento y Democracia

Crisis política, liderazgos, partidos y democracia

Ignacio Guerrero | ACTUALIZADO 19.04.2017 - 7:42 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación
es más importante que el conocimiento.”
(Albert Einstein)


La crisis que afecta al sistema de partidos políticos en República Dominicana afecta a todas las organizaciones del país, situación que se torna preocupante porque existe un “vacío peligroso”.
   
Conflictos consecuencia de la carencia de liderazgos, principios democráticos, ausencia de ideología y la falta de plataformas programáticas son los factores esenciales que colocan a las entidades al borde del abismo.
   
Además, hay un distanciamiento de la a ética, la honradez y de los valores morales.
   
Esta realidad amenaza el ensayo de la democracia en marcha, ya que podría generar una especie de “estado de sitio” en la nación, es decir, que desaparecerían las garantías constitucionales.
   
En los partidos políticos, en la presente etapa política, no hay líderes pensantes y con ideas visionarias.
   
Hoy día, es lo que se percibe, hay más “negociantes” que políticos, porque solo piensan en sus intereses particulares y relegan a un Segundo plano todo lo relacionado con la nación.
   
Urge que quienes están al frente de las agrupaciones opten por meditar y luego de autoexaminarse y autocriticarse adquirir consciencia de la necesidad de reordenar su comportamiento y su conducta.
   
El débil sistema democrático dominicano está a punto de colapsar, porque desde el Estado no se dan respuestas a las necesidades básicas de la población humana, lo que crea un ambiente de incertidumbre.
   
Ante esta realidad procede el empoderamiento de los dominicanos y ejercer una ciudadanía responsable para unirse e impulsar una cruzada para llevar al país a un puerto seguro.
    

Ejemplos de los conflictos

La cualquierización del PLD, como afirma Franklin Almeyda, es una muestra del descalabro de los partidos.
   
Grupos progobierno y proindepencia del PRSC destruyen a esa agrupación y están sin horizontes.

Federico –Quique- Antún Batlle, Víctor –Ito Bisonó, Josecito Hazim, Marino Collante y otros dirigentes luchan por el control de la entidad, quienes solo piensan en sus objetivos.

El PRD entregado al PLD, y el PRM sin ideología, carente de programas y sin liderazgos sólidos con muestras fehacientes de la crisis.
   
También los partidos emergentes, incluso los de izquierda, están sumergidos en situaciones difíciles.

En fin, la crisis de partidos políticos y de liderazgos constituye una seria amenaza contra la frágil democracia dominicana.

¿Cuándo reflexionarán los dirigentes políticos dominicanos para interpretar la  realidad nacional y trabajar para superar la crisis?
 



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords