16 Diciembre 2018 12:13 AM

PortadaCiudadAyuntamiento y Democracia

Minerva López: consagrada militante revolucionaria

Minerva López: consagrada militante revolucionaria

ampliar foto

Minerva López.

Ignacio Guerrero | ACTUALIZADO 04.12.2018 - 8:42 pm

1 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“La muerte no nos roba a los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.”
(François Mauriac)


El corazón de una mujer y revolucionaria excepcional dejó de latir, se apagó la voz de una maestra y comunicadora que luchó por la libertad y se paralizó la respiración de un ser humano que dignificó la dominicanidad: ha muerto Minerva López.
   
Desde muy joven se consagró a luchar por la justicia, la equidad, la democracia y la liberación de República Dominicana; su legado patriótico permanecerá como huella perenne en el corazón del pueblo.
   
Espacios políticos, escuelas, medios de información e iglesias fueron escenarios donde expuso sus ideas redentoras; ella fue una especie de ángel que procuró la paz y el bien común de los dominicanos.
   
“La Hora del Café”, producción radial que compartió con Ramón de Luna, Huchi Lora y Minucha de Luna, fue una plataforma que utilizó para informar, educar, formar y clamar por la libertad en toda la extensión de la palabra.
   
Maestra y comunicadora que sustentó su accionar en principios éticos y valores morales, por eso asumió un compromiso social y político contra la corrupción e impunidad.

Como educadora promovió el civismo, ciudadanía responsable, amor patrio, cultura y todo cuanto garantiza la formación integral de los niños y jóvenes que buscan en los conocimientos y las ciencias la superación para servir al país.

Su expiración consterna y deja dolor, pesar, luto y  tristeza;  porque Minerva López fue materia prima del movimiento revolucionario y  del pueblo, en razón de que en todas las circunstancias defendió los derechos de los oprimidos, marginados y de quienes sufren los efectos de las injusticias.
   
Era una mujer muy noble, ejemplar, gran intelectual, muy entregada a las luchas sociales y la defensa de los desamparados de la sociedad. Fue pionera en la televisión de Santiago produciendo su primer programa junto al destacado intelectual de origen Cubano Carlos Fernández Rocha en  canal 7 Cibao.
   
Desafió todas las adversidades, incluso al cáncer que terminó con su vida, para mantener firme su convicción revolucionaria.

Paz a los restos de la inolvidable Minerva López; que su espíritu descanse en gloria eterna.

Cortitos Políticos
Ojalá que el *Operativo Navidad Tranquila”, el cual ejecutan los miembros de la Policía Nacional y del Ejército de la República Dominicana,  permite un respiro a la población, porque los delincuentes atemorizan a la gente…Aunque no se supera la problemática de la criminalidad con patrullajes ocasionales, por lo menos, ha de esperarse un poco de protección…Las autoridades de la Dirección de Aduanas comenzaron a incrementar las “Gracias navideñas”, plan que provoca alegría a los dominicanos ausentes y a sus parientes que recibirán los regalos de fin de año…Que disfruten de momentos agradables en los días de Navidad y Año Nuevo…




1 comentario(s)


  • 1

    Pedro Mendoza

    08.12.2018 - 6:54 am

    Con la muerte de Minerva Lopez, Santiago y todo el país perdieron una ciudadana de un gran estatus humano y moral. Minerva jamás salió a "buscar el tiempo perdido" como quiso Marcel Proust, sino que buscaba tiempo cada día para convencer a nuestros entes sociales de que ya era tiempo de buscar cada quien su "apreciación" a fin de sentir aprecio por los demás y así salir en auxilio de aquellos que necesitan el soporte de sus semejantes. Minerva fue una de los poquísimos dominicanos que a pesar de su lucha por la reivindicación ajena, nunca expresó contra los que la adversaban un juicio superficial,insultante, precipitado ni altanero. La última vez que la ví y saludé, al preguntarle por qué se fue el PLD, su respuesta fue: Compañero Pedro, hice caso al refrán que dice "el amor al pueblo es para temerarios, no para boticarios". Soy una mujer -continuó diciéndome- contemporánea, por eso no me repliego ante el conformismo social ni ante la conformidad del PLD con lo que


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.