17 Diciembre 2017 7:53 AM

PortadaCiudad

Hospital Cabral y Báez sumido en nueva crisis

Nelson Peralta | ACTUALIZADO 07.12.2017 - 1:33 am

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santiago.-El Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez de Santiago, se encuentra ahora sumido en una nueva crisis a causa de un robo millonario en medicamentos que se une al “calvario” que han vivido los pacientes por la lentitud de los trabajos de remozamiento del más importante centro asistencial del Cibao.
    
Los trabajos de reparación y ampliación comenzaron entre 2014 y 2015 y aún las autoridades no tienen fecha cierta para su inauguración.
    
Las operaciones se le ha ido de la mano a las autoridades porque en este momento nadie tiene una cifra exacta de la inversión que ha hecho el gobierno a través de  la OISOE.
    
Se recuerda que fue el anterior director de la OISOE, Pimentel Caret, quien inicio los trabajos con las  excavaciones del primer es difícil nuevo que se construye.
    
Recientemente, el presidente Danilo Medina le cayo de sorpresa al Cabral y Báez, pero tampoco el mandatario informo sobre la conclusión de la obra que de acuerdo estiman será una de las más modernas en  materia de construcciones médica.
    
En realidad, en principio la idea del primer diseño era remozar el centro de salud, pero  de acuerdo a las autoridades hubo la necesidad de nuevos edificios.
   
Pero según, informes del nivel de gastos  no oficiales, la inversión en el hospital Cabral y Báez, ronda los 4 mil millones de pesos, cuyos recursos hubiese alcanzado para construir uno nuevo y más moderno.
   
Una nueva historia

 Este hospital público, el principal del Cibao y uno de los más completos del país siempre ha vivido historias tristes de desapariciones de equipos, muchas veces muy costosos, pero no se había culpado directamente a nadie en particular.
    
Pero ahora, es diferente, pues se produjo un supuesto robo  millonario y la dirección del hospital  que encabeza el doctor Ernesto Rodríguez puso una denuncia a la que la fiscalía ha dado respuesta y ya hay medidas de coerción.
    
“No se trata de simples robos, sino que las medicinas que desaparecieron son de altos costos”, dijo el director y el abogado en rueda de prensa.
 
De acuerdo al funcionario  hay uno de los fármacos que desaparecieron que su valor es de cinco mil pesos, por lo que esas medicinas eran usadas para tratar enfermedades de altos riesgos.
    
Por el caso, la dirección del Hospital sometió a la justicia Solgandel Taveras Francisca Isabel Ramírez y otra enfermera.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords