17 Julio 2018 3:39 PM

PortadaCiudad

Dirigente PAL expresa preocupación crisis migratoria

Redacción | ACTUALIZADO 25.07.2017 - 8:11 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santiago.- El presidente del Partido de acción Liberal PAL, en esta provincia mostró su preocupación ante el  peligro de desnacionalización del país ante la avalancha de extranjeros sin la menor vocación para incorporarse como ciudadanos de esta nación. Tenemos sectores interesados  en pretender diluir la identidad de la nación dominicana para convertirla en una fuerza de trabajo y un mercado totalmente a merced de “la ley de la oferta y la demanda” por parte de entidades, empresas y organismos internacionales.

Por lo visto los esfuerzo realizado por el gobierno central con la implementación de la política migratoria no ha dado resultado ya que cada día vemos en nuestras calles cantidades de extranjeros de diferentes nacionalidades, muchos de ellos insertados en el mercado laboral formal e informal, siendo su status de ilegalidad ya que están aquí de paso con un permiso de entrada o una visa de paseo, por lo que entendemos que se debe ser más estricto en la supervisión de expedir visas y permisos aquellos que quieran venir a disfrutar de nuestro país, apunto Ureña.  

La ley en cuanto a las oportunidades de trabajo deberá fortalecerse, a fin de que el empleo de trabajadores y técnicos extranjeros no superen el 20% del total en cada renglón significativo de la actividad económica, para cada centro de trabajo, incluyendo para las empresas con clasificaciones técnica que ya son muchas, En general, existe un consenso de que el factor determinante de la migración hacia nuestro país es la pobreza y los problemas sociales. Y damos como ejemplo a Venezuela y Haití, donde el volumen de la migración no solo se asocia con la distancia, sino con la cantidad de oportunidades y obstáculos en cada lugar.

Actualmente nuestro mayor problema de migración es con nuestros vecinos haitianos, por lo que urge implementar una política de participación y colaboración. Establecer un mejor método de control más realista y humana frente al fenómeno haitiano, que no solo elimine definitivamente el tráfico de haitianos para el trabajo agrícola y la construcción sino, que establezca límites claros verificables en el empleo de extranjeros; y también que se desarrollen lazos de mayor colaboración económica, diplomática y cultural entre los pueblos que comparten la soberanía de la Isla.

Domingo Ureña manifiesta que estoy plenamente identificado con que se criminalice las violaciones de las normas de inmigración en una u otra dirección, particularmente para los que están llamados a protegerlas y no están cumpliendo con su deber, porque están  comercializando el trasiego de personas, por lo que se debe instruir a los mando militares a colocar seguridad  fronteriza confiable y bien pagada para evitar que se corrompan y estemos seguro de tener  un cuerpo de guardias fronterizos bien entrenados disciplinados.

En estos momentos los haitianos desplazan a cientos de dominicanos de sus puestos de trabajo, en competencia desleal en el costo y bajo salarios y por consecuencia aumentan dramáticamente el desempleo que afecta a la sociedad dominicana. De profundizarse como parece ese desplazamiento masivo de los dominicanos de su mercado natural de trabajo, puede preverse que en un futuro no lejano se generen tensiones entre ambas comunidades que puedan provocar graves enfrentamientos de imprevisibles consecuencias para la convivencia pacífica de ambos pueblos.

Ureña termino diciendo que la  descripción y análisis de un problema tan complicado y agobiante como el de la presencia masiva de haitianos en todo el territorio nacional; sin incluir propuestas para corregir la situación, sería una falta de responsabilidad histórica, porque equivaldría a dar pábulo a que aventureros oportunista o personas sin formación ni conciencia planteen salidas violentas o que compliquen la situación aún más de lo que ya está.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.