21 Julio 2017 2:41 AM

PortadaCiudad

Monseñor de la Rosa Carpio dice ”el que es honrado es un héroe”

Nelson Peralta | ACTUALIZADO 20.03.2017 - 8:56 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

SANTIAGO.-Monseñor Ramón Benito de la Rosa  Carpio, criticó que la corrupción y falta de honradez se haya establecido como una cultura en la República Dominicana, donde la persona que lo hace bien en un cargo público y no roba lo tildan de “tonto”.
   
El arzobispo emérito de Santiago, señaló que con frecuencia ha oído la frase en labios de los dominicanos, “el que es honrado hoy en el país es un héroe”, porque tiene que aceptar muchas persecuciones.
   
“Por ejemplo, una de ellas es el que sale honrado y vive honradamente, mientras tiene un puesto en la política; pongamos Aduanas, si sale bien, sin dinero y sin riquezas, mucha gente le va a decir, “¿y tú saliste sin nada de ahí? ¡Ah pero tú eres un tonto! Es la palabra que podemos decir, pero ustedes los dominicanos dicen otra palabra más fuerte”.
   
Entonces, dijo monseñor de la Rosa  Carpio que  el que es heroico es porque ha tomado la decisión de decir, “yo voy a ser honrado aunque “me persigan, aunque me critiquen, aunque me digan lo que me digan”.
   
Indicó que por eso hoy en la República Dominicana y en muchos países del mundo, ser honrado es ser heroico, y hay oficinas donde a uno que es así, y no digo oficinas políticas, sino empresariales, de oficio, de ingenieros, donde a uno que aparezca honrado se le echa afuera, se le hace la vida imposible.
   
“Dolorosamente hay algunos que dicen, “esto es lo que funciona”, tiran la toalla, pero el que quiere hacer de verdad un hombre que vive lo que dicen los mandamientos de Dios y lo que dice la ética puramente humana, aunque no se tenga a Dios, es un héroe, hay que felicitarlo,   darle reconocimiento”, indicó monseñor Ramón Benito de la Rosa Carpio.
 
Asimismo, el arzobispo emérito en su artículo Un Momento,  animo a todos los que han tomado la decisión de vivir según Dios, que aprovechen la Cuaresma para pensar en ello y para fortalecerse, para entablar una lucha para poderse mantener firmes en sus criterios,   valores y en sus virtudes.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords