20 Noviembre 2018 3:21 PM

PortadaCiudad

La Trinitaria, La Filantrópica y La Dramática

Redacción | ACTUALIZADO 26.06.2013 - 9:26 pm

4 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

 Por Luz MARÍA FERNÁNDEZ GIL

El primer intento de Independencia de la República Dominicana se produjo el 1 de diciembre de 1821, cuando el Doctor José Núñez de Cáceres intentó descolonizar la isla de España, ya que desde 1809 hasta 1821, la colonia experimentó una gran crisis econó-mica, debido a que había perdido el interés en Santo Domingo. Por eso, a este período de la historia dominicana, se le conoce, como España Boba, durante el cual había nacido el patricio Juan Pablo Duarte.
    La Trinitaria: Es en el año  1838, el 16 de julio que nuestro Padre de la Patria (JUAN PABLO DUARTE), fundó la sociedad secreta llamada "La Trinitaria", en casa de doña Josefa Pérez (doña chepita). En la calle del Arquillo, hoy Arzobispo Nouel frente a la iglesia del Carmen.
    Los principales integrantes de esta sociedad fueron: Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco Del Rosario Sánchez.
 El grupo que se juramentó primero estaba compuesto por: Juan Isidro Pérez, Pedro A. Pina, Félix María Ruiz, Benito Gonzáles, Juan n. Ravelo; Felipe Alfau, José María Serra y Jacinto de la Concha, todos encabezados por Juan Pablo Duarte. Luego se integraron Francisco del rosario Sánchez, Matías R. Mella Vicente Celestino Duarte.
 El propósito principal era el de separar la República Dominicana de Haití, y así fundar una república libre e independiente, de toda influencia de las potencias extranjeras, esto traería como consecuencia la fundación de un estado independiente que recibiría el nombre de REPUBLICA DOMINICANA.
Antes de iniciar la lectura del Juramento que le serviría de fundamento a la Sociedad Secreta, Duarte les explicó allí reunidos, el riesgo que corría al entrar a tomar parte de una sociedad con fines de oponerse al gobierno Haitiano.
Duarte tomó un pliego en sus manos y empezó a leer el Juramento el cual firmaron con su sangre:

Juramento

En el nombre de la Santísima, Augustísima e indivisible trinidad de Dios omnipotente, juro y prometo por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro presidente Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, vida y bienes a la separación definitiva del gobierno Haitiano y a implantar una República libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera que se denominará República Dominicana, la cual tendrá su pabellón tricolor en cuartos, encarnados y azules atravesados por una cruz blanca. Mientras tanto seremos reconocidos los trinitarios con las palabras sacramentales: Dios, Patria y Libertad, así lo prometo ante Dios y el mundo si tal hago Dios me proteja; y de no, me lo tome en cuenta y mis consocios me castiguen el perjurio y la traición si los vendo.
 
En el lugar donde se leyó y se firmó el juramento se encontraban 9 miembros fundadores, divididos en tres grupos. De ahí su nombre de trinitarios. Cada uno se comprometía con su labor y a reclutar a otras dos personas.
 
Los patriotas utilizaron seudónimos. Es decir, otros nombres, para evitar las persecuciones:

A cada uno se le asignaba un color y se le encargaba de anotar los grupos, de acuerdo a los colores: Azul, Amarillo, Verde y otros.
Duarte tenía un poder de convencimiento que le permitía integrar personas con facilidad a la nueva Sociedad. Recaudaron dinero y realizaron actividades para fomentar los fondos para la lucha.
 
En el año 1939, llegó procedente del Perú un sacerdote de nombre Gaspar Hernández, en el cual él le instruía a los trinitarios en el mismo lugar donde se reunía Duarte con sus compañeros. Durante esas clases surgió la idea de presentar obras teatrales para conquistar cada vez a mayor número de personas.
   
La Filantrópica: En el año 1840, fundaron la Sociedad La Filantrópica con el fin de adoctrinar y propagar las ideas nacionalistas. Esta sociedad jugó un papel importante en la lucha por la Independencia, pues a través de ella fueron escenificadas piezas teatrales que indirectamente criticaban el orden establecido. Mediante esta entidad los trinitarios  realizaron una importante labor de propaganda.

La Filantrópica surgió luego de disuelta la  Trinitaria, desintegración atribuida a la traición de Felipe Alfau, uno de los primeros integrantes de ésta, con lo que se buscaba salvar sus vidas.

Aun disuelta la Trinitaria, muchos jóvenes permanecieron con sus afanes para lograr la independencia nacional por lo que optaron por construir esta nueva institución patriótica en la que simularían una sociedad de tendencias creativas.
 
En lo adelante el teatro fue el medio para mantener viva en el espíritu público la idea separatista. Funcionaba en la calle Pedro A. Pina (hoy 19 de marzo).
El lema que utilizaron fue: Paz, Unión y Amistad
   
La Dramática. Esta consistió en que casi todos los trinitarios hicieron el papel de actores, donde escenificaban la lucha de un pueblo por liberarse de un gobierno opresor. Pero quedaron en claro, que este nuevo Estado, se llamaría República Dominicana, este tendría su pabellón tricolor en cuartos, encarnados y azules, atravesados por una cruz blanca. La situación se complicó bastante para los patriotas que organizaban la lucha por la independencia y algunos tuvieron que huir y esconderse.
Duarte y los trinitarios  se valieron entonces del teatro para difundir ideas  patrióticas y exaltación de la libertad.
 
José Gabriel García,  padre de la Historia  Dominicana, señala que la organización se «había encargado de aprovechar el teatro de Santo Domingo,  para poner en escena tragedia y comedias llamadas a despertar el espíritu patriótico».

Era  artística en apariencia, sus verdaderos  fines eran políticos,  con el propósito de promover el sentimiento nacionalista del pueblo dominicano  y su rechazo a la  ocupación haitiana, que permaneció  de 1822 a 1844.
 
Los actores introducían comentarios y parlamentos no contenidos  en el texto de la obra, para hacer referencia a la situación nacional.
 
El teatro fue el medio escogido entonces para mantener viva en el espíritu público la idea separatista. Duarte conocía la eficacia de las representaciones dramáticas como órgano de difusión de los ideales revolucionarios porque oyó hablar, durante su estancia en Cataluña, del uso que se hizo en España del teatro para levantar el sentimiento nacionalista del pueblo contra la dominación francesa.
 
Media ciudad acudió la noche del estreno a presenciar « La viuda de Padilla», llevada al escenario por actores improvisados a quienes el ardor nacionalista convertía en intérpretes admirables del gran drama de Martínez de la Rosa, obra escogida con acierto si se piensa en el énfasis oratorio que realza casi todas sus escenas y en la abnegación con que los caudillos de la guerra de las comunidades se exponen allí a las iras del despotismo para sacar triunfantes los fueros ciudadanos.
 
La presencia en el escenario de Juan Isidro Pérez, a quien se confió en «La viuda de Padilla» y en algunas de las tragedias de Alfieri, como la titulada «Roma libre», la personificación de la libertad y el patriotismo, fue saludada repetidas veces con aclamaciones ruidosas. De tal manera se posesionaban de su papel los intérpretes, que el público participaba de sus emociones y se dejaba fácilmente arrebatar por esos conspiradores que desde la escena fulminaban rayos de indignación contra todos los opresores de las libertades humanas.
 
Corrían los rumores sobre las presentaciones que se realizaban y los invasores haitianos amenazaban de manera concreta a intérpretes de « La Filantrópica». El objetivo, sin embargo, ya estaba en parte logrado, y las proclamas formuladas desde las tablas por actores que mostraban a las multitudes el puñal de Bruto y hablaban poseídos de entusiasmo revolucionario, iban bien pronto a ser sustituidas por gritos de libertad lanzados desde un escenario más activo: el de la conspiración armada.

La Autora es catedrática de la UTESA, M.A.





4 comentario(s)


  • 4

    DIEGO JOSE HENRIQUEZ

    30.01.2018 - 4:33 pm

    Excelente contenido.


  • 3

    Katherine

    04.12.2017 - 2:44 am

    Muchas gracias por esta información , de verdad me sirvió de mucho y además me ayudo a expandir mi conocimiento respecto al movimiento independizador.


  • 2

    darilenys

    26.01.2017 - 10:02 pm

    Esta información esta bastante importante y bien redactada ya que,no tiene nada de faltas ortográficas.me ayudo bastante muchas gracias.


  • 1

    adrian

    12.12.2013 - 8:23 pm

    bueno


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.