20 Septiembre 2018 12:25 AM

PortadaCiudad

Grullón Moronta cree bienes Félix Bautista debían mantenerse incautados.

Félix Parra | ACTUALIZADO 21.11.2014 - 7:16 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

SANTIAGO.- El exsíndico de Santiago y dirigente del PRM, Héctor Grullón Moronta, consideró que lo que debió ocurrir con los bienes de la inmobiliaria Rolfi, empresa de la cual el senador Félix Bautista es principal accionista, fue que se mantuvieran incautados.
  
Héctor Grullón Moronta manifestó que lo correcto era que los bienes permanecieran embargados tentativamente, mientras se decide el fondo del caso, esto por considerar que no se justifica que se saquen los bienes y los propietarios no puedan traspasar.
  
Moronta aclaró en su opinión en torno al caso, que no fue la procuraduría la que tomó la decisión, sino que fue el juez de la Suprema Corte de Justicia que lleva la investigación.
 
El dirigente político favoreció la intención del procurador Domínguez Brito para que se persigan los actos de corrupción administrativa.
  
“Entendemos que la procuraduría General de la República ha venido trabajando con acierto y correctamente para que nosotros los ciudadanos nos podamos sentir que cuando menos, tenemos un procurador que es consecuente con los anhelos del pueblo, de que la corrupción se persiga sin importar quien caiga”, afirmó.
  
El ahora miembro del Partido Revolucionario Moderno, PRM, consideró como correcta la línea del procurado Domínguez Brito, enfatizando que esa también debería ser la de la judicatura dominicana.
  
Grullón Moronta le dio esas declaraciones a la periodista reportera de esta medio, Marisela Gutiérrez quien lo cuestionó en torno al bulloso tema.
  
Las declaraciones del dirigente político fueron ofrecidas en el programa Café 55, que se transmite de lunes a viernes por Super TV55.





0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.