26 Mayo 2019 7:08 AM

PortadaCiudad

Transformación centro histórico provoca desaparición establecimientos tradicionales

Félix Parra | ACTUALIZADO 15.05.2019 - 6:53 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santiago.-Desaparición y traslado de emblemático establecimientos comerciales; así como el cada vez más caótico tránsito vehicular y la eliminación, de varias viviendas victoriana, transforman el centro histórico de Santiago.
    
La falta de estacionamiento ha obligado a muchos negocios, trasladarse a otros puntos de la ciudad, en procura de asegurar mayor facilidad de acceso, no solo de sus unidades con las cuales reponen los inventarios, sino también, para el cliente que le visita.
     
En eso orden se puede citar la Tienda El Gallo, que por muchas décadas estuvo ubicada en la céntrica calle  del Sol, donde hoy funciona la tienda La Sirena; Ferretería Dopico, que estaba instalada, en la Calle España, esquina, Restauración, espacio en el cual hoy funciona la Plaza Denny.
   
En esa misma calle, esquina Beller, estuvo ubicada por muchos años, la Ferretería Lara, la cual también con el paso del tiempo despareció, dejando un vacío visual, para aquellas generaciones de varias décadas atrás.
  
A ese tipo de negocio le siguieron las librerías, como la Económica, ubicada en la calle Beller, esquina San Luís, cuyo establecimiento fue destruido por un voraz incendio.
    
En la calle del Sol, estuvo la tienda de calzado Los Muchachos, negocio que también desapareció y así una cantidad de colmados ubicados en las principales calles céntrica de la ciudad, los cuales fueron despareciendo con la transformación, comercial, que ha sufrido la ciudad.
   
El centro histórico, como ocurre en la mayoría de ciudades, se caracteriza por poseer calles estrechas, que hoy resultan insuficiente, para acampar el creciente número de vehículos, que cada día entran y salen de la ciudad.
    
En materia visual el caso urbano de Santiago, ha sufrido cambios importantes, dado que muchas viviendas, protegida por Patrimonio Monumental, han sido abandonada, por sus propietarios, porque la restricciones que impone dicho departamento impide su venta, lo que ha provocado que algunas de ellas hayan colapsado.
   
La desaparición de esos inmuebles, ha conllevado que esos espacios sean convertidos en parqueos públicos, dado que la falta de estacionamiento, han convertido éstos en un rentable negocio, en los últimos años.
   
Es notorio también la desaparición de conocidos restaurante, como El Yaque, que estaba ubicado en la calle Restauración, entre la 30 de Marzo y Sully Bonelly; El Pabellón, localizado en la calle del Sol, esquina, Benito Monción, El Coche, en la calle Restauración, casi esquina 30 de Marzo, entre otros.
    
En el caso de las tiendas muchas de ellas, tradicionales desparecieron y han paso a ser regenteada por inversionistas asiáticos, en su mayoría chinos, que han adquirido esos locales, gran parte de ellos en condición de alquiler.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.