25 Abril 2019 3:44 PM

PortadaCiudad

Sacerdote Jesuita llama autoridades reflexionar sobre corrupción e indolencia

Sacerdote Jesuita llama autoridades reflexionar sobre corrupción e indolencia

ampliar foto

Padre Manuel Maza dijo a LA INFORMACION que Semana Santa es un buen momento para reflexionar sobre los aspectos cruciales de la vida nacional.

Mariela López | ACTUALIZADO 15.04.2019 - 7:22 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santiago.-El sacerdote Jesuita, Manuel Maza, llamó a las autoridades del Gobierno a reflexionar en esta Semana Santa sobre la corrupción, impunidad e indolencia,  y dijo que no se puede  vivir irresponsablemente de  espaldas a las realidades que afectan al país.
   
En una entrevista ofrecida a este diario, el catedrático universitario señaló que es tiempo de que los funcionarios mediten despacio y apliquen el mensaje de los obispos publicado con fecha  27 de febrero de este año.
   
Sobre la Carta Pastoral  emitida por la Conferencia del Episcopado Dominicano hizo hincapié en los artículos 2 y 15, lo cuales señalan;
   
“Urge, por tanto, un cambio de actitud en cada uno de nosotros hacia un comportamiento que nos ilumine y provoque una transformación frente a los actos que ensombrecen nuestra sociedad”.
   
El artículo 15 indica; “Indolencia. Un sentir popular, hoy frecuente, es el vivir de espaldas a las realidades que nos afectan e inciden en nuestro devenir.         Las sombras arriba mencionadas, así como el cáncer del narcotráfico, la trata de personas y la explotación laboral, son solo algunos casos conocidos que resuenan por momentos, pero después se percibe cierta dejadez o inercia social siguiendo la corriente, sin esperar ni procurar un cambio”.
   
Sin embargo, el profesor e investigador considera que  todos debemos  reflexionar en la Semana Santa, porque la maldad ocurre tanto en el nivel privado como en el público.
“Semana Santa es un buen momento para reflexionar sobre los aspectos cruciales de nuestra vida nacional, concretamente, la corrupción”, indicó.
  
 “La Corrupción, somos conscientes que es un gran mal de nuestra sociedad. Un virus que permea instituciones públicas y privadas. Un lastre y veneno que nos atenaza. Una estocada mortal al corazón de la Patria que debemos prevenir”, manifestó.
   
¿Cuánta es la inequidad provocada por la corrupción, los sobornos incluso a nivel contractual y otras acciones en busca de intereses particulares? ¿Cuántos son movidos por intereses espurios y apetencias particulares? Apostando para perjuicio de todos, por la deshonra y el debilitamiento de nuestras instituciones.
   
“Nos unimos a la petición del papa Francisco, pidiendo por quienes tienen un poder material, político o espiritual, para que no se dejen dominar por la corrupción”, expresó el padre Maza.
  
Maza también recordó el  mensaje de la Conferencia del Episcopado Dominicano del  2018 sobre la impostergable urgencia de vivir en valores. “Fomentemos el valor de la honradez, honestidad, creatividad y el trabajo constante, que dignifica a la persona humana”.

Vivir la Semana Santa en familia
El padre Maza considera que un camino práctico  es que cada familia viva la Semana Santa junto a su parroquia, sea en la iglesia parroquial o alguna de sus capillas y sitios de culto.
   
“Ojalá que todos puedan preparar los oficios de Semana Santa adquiriendo el folleto de celebraciones. En internet, hay muchos recursos disponibles para participar profundamente”, indica.  
   
El sacerdote jesuita afirma que es muy provechoso,  sacar un rato cada día para recorrer y meditar personalmente las lecturas que se proclaman y el sentido  de lo que se conmemora en el Triduo Pascual.
   
“Ir a la parroquia con la mente y el corazón bien dispuestos. Ir con la vida a la parroquia para regresar a la vida, evangelizados por lo que la parroquia proclama y vive”, manifiesta.
    
El autor  del libro "15 ventanas a la Historia de la iglesia Moderna y Contemporánea. Desde Lutero (1517) al Concilio Vaticano II (1962-1965)" motivó a que además de participar en la actividad de la parroquia, el Jueves Santo  se organicen las familias para visitar los monumentos. “Hay personas que forman un grupo y juntos realizan sus visitas para orar unidos y adorar la presencia de Cristo, hay  grupos de jóvenes que invitan a otros y preparan un recorrido a pie de varias parroquias y lugares de culto cercanos”.
   
Maza llamó a que el viernes santo, se ore por los cristianos del Medio Oriente y cooperar generosamente con la colecta mundial a beneficio del mantenimiento y cuidado de los Santos Lugares en Tierra Santa.
   
El sábado santo, asistir a la Vigilia Pascual en la parroquia, capilla o lugar de culto,  habiendo meditado las lecturas y la ceremonia antes.  Durante el día, preguntarnos, ¿cómo estoy viviendo el bautismo recibido? ¿Cómo he correspondido al fuego del amor del Padre? ¿Es Jesús de Nazaret la luz que guía mi vida? ¿Se manifiestan en mí los frutos del Espíritu Santo recibido en el agua de vida bautismal?
   
“ Hay cristianos y cristianas que viven en lugares apartados, puede ser una práctica provechosa leer juntos la pasión de Cristo en alguno de los evangelios. A través de la radio y la televisión nos podemos unir y conmemorar la Pascua junto a nuestra Iglesia”, sostuvo.

“He venido para que tengan vida”   
El padre Maza señaló que la Semana Santa debe conducirnos a una vivencia más profunda de nuestro bautismo.
   
“La pascua celebra el paso de Jesús de la muerte a la vida, celebremos también nosotros pasando de  la muerte a  la vida. Por un lado, dejar atrás lo que nos destruye como personas y sociedad, y por otro, con la gracia del Señor, despertar a la vida diferente, la vida en abundancia que nos trajo Cristo: “he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Juan 10, 10).




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.