13 Diciembre 2018 1:27 PM

PortadaCiudad

Habitantes en Palo Amarillo protestan por escasez agua potable

Habitantes en Palo Amarillo protestan por escasez agua potable

ampliar foto

Los manifestantes con galones vacíos y facturas en sus manos.

Ney Santana | ACTUALIZADO 09.08.2018 - 7:41 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

SANTIAGO.-Habitantes de la comunidad Palo Amarillo, 8 kilómetros al sur de esta ciudad de Santiago,  se lanzaron a la calle en las primeras horas de la mañana de ayer jueves en protesta por la aguda escasez de agua potable que padecen.
   
A su vez, los moradores de esa localidad denunciaron que el servicio del preciado líquido es deficiente, por lo que pidieron a la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN) mejorarlo.
   
También protestaron por la alta tarifica  que, por concepto del precario servicio, todos los meses envía CORAASAN a los usuarios.
   
Los manifestantes se colocaron en medio de la carretera que conecta a esa parte de Santiago con el municipio Baitoa,  y portaban en sus manos  galones  y botellones vacíos y recibos con elevados costo que envía todos los meses  la CORAASAN.
    
Denunciaron que llevan un mes sin recibir el vital líquido y encima de eso la tarifa lleva cada vez más cara.
    
“En mi casa, que queda en un segundo nivel, tenemos un año sin recibir una gota de agua y aun así me mandan recibos para pagar 500 pesos”, apunta Carmen Sánchez.
    
La manifestación de disgusto por la precariedad en el servicio de agua potable se desarrolló de manera pacífica.
   
La misma situación por la escasez de agua potable la sufren habitantes de las comunidades de La Jagua, Doña Agueda,  Don Juan, Los Ciruelos, Los Melaos y El Seis.
    
Un enorme taponamiento vehicular afectó por un tiempo el paso de camiones y patanas que iban hacia o salían de la empresa Cemento Cibao y de todo tipo de vehículos que se desplazan por la carretera Santiago-Baitoa.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.