13 Diciembre 2018 2:07 PM

PortadaCiudad

Año de prisión contra el “metálico”

Asesino de pareja y tres hijastros cumplirá sanción en San Pedro de Macorís

Redacción | ACTUALIZADO 12.02.2018 - 8:21 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

SANTO DOMINGO. El juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, Alejandro Vargas, dictó un año de prisión preventiva al acusado de asesinar a su pareja sentimental y a tres hijos de esta en el sector Enriquillo del Distrito Nacional. El magistrado también declaró complejo el caso.

La medida de coerción Víctor Portorrreal Mendoza deberá cumplirla en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

Antes de dictar el dictamen, el juez Vargas dijo que no sabía si comparar a Víctor Portorrreal Mendoza con el famoso criminal estadounidense Charles Mason o Hitler o si comparar a estos dos con Portorreal Mendoza 
“Usted cree que tiene alma, usted cree que tiene corazón. Usted cree que es un ser humano”, le preguntó el magistrado.


La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynosos sostuvo que el juez rechazó también un examen psicológico al confeso asesino.

Reynoso sostuvo que el confeso asesino tiene un “total desprecio” por la vida humana. 

Portorreal Mendoza mató el domingo 4 de este mes de octubre, a cuchillada, a Reyna Isabel Encarnación Morales en una de las habitaciones en donde la joven residía y luego violó sexualmente y estranguló a las dos hijas de esta, Ángela Bodden Encarnación, de 6 años, y a Daniela Bodden Encarnación, de 10 años.

Después tomó al niño Rahamín Bodden Encarnación, quien jugaba en el sector, y se lo llevó a la residencia de una tía, en donde lo dejó por varias horas, lo fue a buscar y a las 11:00 de la noche llegaron a la residencia en donde estaban los cadáveres de su madre y sus hermanas.

Una vez de vuelta en su casa, según la Fiscalía, el imputado tomó dos corbatas con las cuales estranguló al niño de 9 años y lo colgó de un tubo de un closet para luego abandonar la escena del crimen. 

“Al día siguiente, el 05 de febrero, el imputado alias Alex fue a casa del padre de su fenecida pareja a buscar una ropa de los niños, sin mostrar ningún indicio de lo que había hecho.

Luego, el día 06 de febrero, el hombre robó una tablet que era de los menores de edad y la dejó como garantía de un préstamo de quinientos pesos (RD$500.00). Más tarde fue a la playa con amiga, a quien dijo que le había hecho algo malo a su pareja, sin precisar detalles”, narra el Ministerio Público en su acusación.



Los cuerpos fueron hallados cuatro días después por el 911 llamado por los vecinos que denunciaron la fetidez que salía de la casa.

Según vecinos de la familia, Portorreal Mendoza iba de manera normal a la vivienda después de los crímenes y antes de ser localizados como si nada hubiera ocurrido.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.